Adolescentes de Extremadura demandan más información en las aulas sobre equidad y feminismo

Adolescentes de Extremadura demandan más información en las aulas sobre equidad y feminismo

Existe una gran desinformación y muchas dudas sobre igualdad, equidad y feminismo”. Esta es una de las conclusiones extraídas del trabajo realizado por Farmamundi con jóvenes de 4º de la ESO en tres centros educativos de la provincia de Cáceres. Una experiencia educativa financiada por la Diputación de Cáceres cuyo objetivo es el de seguir profundizando de forma constructiva y participativa sobre situaciones de desigualdad que afectan en la etapa adolescente. En total 77 participantes, entre alumnado y profesorado de los centros, que en su mayoría valoran positivamente este tipo de iniciativas en las aulas.

Este proyecto socioeducativo de Farmamundi, que finaliza este mes de diciembre, cuenta con el apoyo financiero de la Diputación de Cáceres y se realiza en coordinación con los servicios de orientación de los IES Arroyo de la Luz, Alcántara y Montánchez.  El objetivo es socializar esta experiencia con otros centros y AMPAS de la provincia y divulgar los materiales generados a partir de las conclusiones del alumnado durante los talleres de análisis crítico.

La iniciativa ha sido posible gracias a la participación de jóvenes de 4º de la ESO de los Institutos de Enseñanza Secundaria “Luis de Morales” de Arroyo de la Luz, “Sierra de Montánchez” de Montánchez y “San Pedro de Alcántara” de Alcántara. En total 77 participantes: 36 chicas, 32 chicos, 3 profesoras, 3 profesores y 3 técnicas de los equipos de orientación. Se ha fomentado su participación inclusiva implicándolas en el proceso de transformación como personas generadoras de cambio, con  talleres socio formativos donde revisar conocimientos y descubrir conceptos clave sobre derechos, género y salud;  y con espacios para la reflexión y análisis crítico, poniendo el foco en la búsqueda de soluciones.. El proceso finaliza con la presentación de concluisones y exposición – junto al a muestra “Género y salud. Equidad y derecho”, en los centros para sensibilizar a toda la comunidad educativa.

La educación, pilar básico para lograr la igualdad

Durante el proceso se han compartido conocimientos y percepciones sobre la igualdad de género y el derecho a la salud, “hemos comprobado lo positivo que resulta dar voz a las y los adolescentes, escuchar sus propuestas demuestra que son personas socialmente activas y con ganas de aprender e implicarse para construir un futuro en igualdad y saludable pero, a veces la sociedad adulta, les mantiene al margen y no se lo pone fácil” afirma la responsable de Farmamundi en Extremadura, Chelo Díez. Sus testimonios demuestran que quieren saber más y que tienen claro su papel activo “La sociedad necesita un cambio y en casa no nos hablan sobre estos temas, es importante conocer para poder cambiar” “Debemos cuidar nuestra salud y valorar cómo son nuestras relaciones”; estas chicas y chicos tienen un gran potencial social solo necesitan más información y algo de orientación.

La violencia, el control por redes sociales y las presiones estéticas son temas que les preocupan y muestran interés para aprender más sobre igualdad de género, enfocada a las relaciones de pareja y de prevención para la salud. “Hemos creado espacios seguros e inclusivos donde dialogar y promover la participación desde el entendimiento entre chicos y chicas, examinando su papel individual dentro de la sociedad para empoderarse como ciudadanía crítica que actúe de forma constructiva en su entorno más cercano” añade el responsable técnico del proyecto, Manuel Díaz.

Farmamundi apuesta por desarrollar competencias para generar iniciativas transformadoras que mejoren nuestro entorno y relaciones desde la co-responsabilidad individual y colectiva. “Está claro que la desigualdad de género también está muy presente en entornos de la etapa adolescente y, en ocasiones, está tan normalizada que ni siquiera se detecta ni se relaciona con la salud. No se trata de tomar conciencia de estas desigualdades para culpabilizarnos sino de aprender a analizar la complejidad de cada problema a los que nos enfrentamos como sociedad y comenzar a construir en positivo”, prosigue Chelo Díez.

cartel únete por la salud proyecto extremadura

Las redes sociales y el riesgo de desinformación

En el contexto actual existe una dificultad real para mantenerse bien informadas/os, de manera completa y objetiva sobre cualquier tema de actualidad, esta dificultad afecta a las personas adultas, pero mucho más en la etapa adolescente. Los medios y redes sociales difunden a veces noticias falsas o sesgadas y datos utilizados según diferentes intereses, siendo precisamente ese tipo de titulares los más difundidos.

Ante un tema como la igualdad de género, hay que ir desenredando una madeja de mensajes contradictorios y confusos, que las y los jóvenes reciben por diversos canales, y que, en lugar de permitirles aclarar conceptos y descubrir la complejidad e interrelación de algunos problemas sociales, potencian el enfrentamiento y bloquean su capacidad de implicación en la búsqueda de soluciones.

La sociedad en su conjunto no está evolucionando al ritmo necesario. Las chicas y los chicos, a estas edades, tienen necesidades específicas que no se están atendiendo. “Nuestro objetivo como agentes sociales es desarrollar una conciencia crítica y de corresponsabilidad a nivel individual en un clima de confianza e igualdad que fomente la aceptación y construcción colectiva; poniendo el foco en lo que más preocupa a estas edades, sin filtros y sin creencias limitantes”, concluye Chelo Díez.

La salud en igualdad una prioridad

La salud tiene conexión con todo lo que nos rodea pero no siempre se tiene en cuenta durante los talleres hemos dialogado sobre salud; identificando elementos socioculturales que impiden disfrutar en igualdad de nuestros derechos y de un bienestar a nivel físico, social, emocional y mental.

Con el lema PRACTICA IGUALDAD – GENERA SALUD Farmamundi pretende divulgar la conexión entre salud y equidad de género fomentando la responsabilidad social y el autocuidado personal dejando atrás estereotipos, roles de género y presiones estéticas y sexistas que nos condicionan y pueden perjudicar la salud y las relaciones.

Comentar

Tu dirección no será publicada. Campos requeridos marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.