Salud y nutrición en comunidades indígenas en Santa Eulalia, Guatemala

El agua es solo para beber o lavar. Debemos caminar unos 40 minutos para conseguir agua potable. Tampoco hay carreteras ni energía eléctrica”, cuenta Eulalia Francisco, desde el Caserío Unión Manantial, en la comunidad Nuevo Amanecer, a unos 400 km de la capital. Esta es una zona de difícil acceso y una de las comunidades destinatarias del proyecto para la mejora de la salud y la nutrición que están llevando a cabo la Fundación para el desarrollo y fortalecimiento de las organizaciones de base, Fundabase, ASECSA y Farmamundi en Guatemala.

Eulalia Francisco, forma parte de una de las 80 familias participantes en esta iniciativa basada en un enfoque de derechos, sostenibilidad, pertinencia cultural y de género. En medio de la crítica situación creada por  la pandemia del COVID-19,  se pretende mejorar el nivel de nutrición y salud de las mujeres en edad fértil (MEF) y las niñas y niños menores de cinco años de la etnia Maya Q’anjob’al del municipio de Santa Eulalia, en Huehuetenango,  donde el 95% de la población vive en la pobreza. Lo cuentan sus protagonistas en este vídeo.

De acuerdo a las condiciones de seguridad alimentaria y nutricional en las comunidades y los medios de vida existentes en la zona, se lleva a cabo un programa de capacitación dirigido a  familias de varias comunidades sobre aspectos técnicos para la producción de alimentos. Destaca el conocimiento general de la seguridad alimentaria y nutricional y su contexto comunitario; manejo de suelos y aguas, diversificación agropecuaria, agricultura orgánica y educación nutricional.

Estos conocimientos se aplican en la implantación de sistemas productivos familiares. “Se dota a las familias de semillas vegetales y animales para el fortalecimiento de sus espacios productivos, con lo que se busca mejorar la integración de estos componentes y hacerlos más eficientes. Sobre todo se cultiva maíz, frijol, banano y en menor medida café y cardamomo”, explica el responsable del proyecto y de la sede de Farmamundi en Guatemala, Giovanni Salazar.

Soberanía alimentaria en tiempos de COVID-19

El presidente del Comité de salud, Diego Francisco, cuenta que “en el pueblo compramos los alimentos que no podemos producir. Cuando llegó la pandemia y el presidente ordenó el encierro, nos preocupamos mucho porque ya no podíamos salir al pueblo a comprar y no nos brindaban ningún apoyo”. También la asistencia sanitaria tiene muchas carencias. “Para adquirir medicamentos también debemos ir lejos.  Aquí utilizamos la medicina natural, como el ajo y el chipilín, que lo masticamos para los dolores de muelas o de cabeza”.

También se facilita educación nutricional a las familias, para aprovechar al máximo los productos producidos e integrarlos a la dieta para su ingesta durante el año.

Además, se aplican medidas tecnológicas dentro de los procesos productivos para la conservación de suelos y manejo de aguas, uso de abonos orgánicos, protección de la biodiversidad alimentaria y cuidado de los árboles, que no generen amenazas al medio ambiente. Todo ello, tras establecer “acuerdos con organismos estatales y municipales, como el Ministerio de Agricultura y la Secretaría de Seguridad alimentaria y Nutricional, o el centro de salud de la localidad, para impulsar un trabajo cooperativo y comunitario integral”, afirma Salazar, que concluye explicando que al finalizar el proyecto las familias habrán aumentado su nivel productivo hasta un 50% con mayor cantidad de especies, temporalidad y productos para su consumo.

El proyecto “Salud y nutrición integral para mujeres embarazadas, niñas y niños menores de cinco años Q’anjob’al para el cumplimiento del derecho a una salud y una alimentación adecuada, sostenible, con pertinencia cultural y enfoque de género, en Santa Eulalia, Huehuetenango”  lo desarrollan Fundebase, ASECSA y Farmamundi con el apoyo financiero de la Agencia Asturiana de Cooperación Internacional al Desarrollo.

soberania alimentaria Guatemala

Comentar

Tu dirección no será publicada. Campos requeridos marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.