Brindamos atención integral a adolescentes en San Pablo Tacachico y San Juan Opico (El Salvador)

Brindamos atención integral a adolescentes en San Pablo Tacachico y San Juan Opico (El Salvador)

Farmamundi pone en marcha dos consultorios para mejorar la atención integral a adolescentes en zonas rurales de los municipios de San Pablo Tacachico y San Juan Opico, en El Salvador, gracias al apoyo de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AEXCID. En sendos centros se brindan servicios de salud y se atienden las demandas en materia de sexualidad a adolescentes y jóvenes de forma respetuosa y personalizada, para prevenir el embarazo adolescente y la violencia contra las mujeres.

“El acceso a servicios de salud de calidad depende mucho del lugar de residencia. En el caso salvadoreño se corrobora lo que varios estudios han revelado, que el embarazo en adolescentes es mayor en las zonas rurales que en las zonas urbanas”, explica Esther Domínguez, responsable de los proyectos de Farmamundi en El Salvador. El lugar de residencia se convierte en un factor determinante porque representa el espacio en el cual están disponibles los servicios, bienes y oportunidades a las que podrían acceder las y los adolescentes.

Como parte de la estrategia de Farmamundi en El Salvador, centrada en reducir los embarazos adolescentes, y en el marco del proyecto “Estrategia local concertada en servicios de salud y educación para la prevención del embarazo adolescente e identificación precoz de la violencia sexual en jóvenes y adolescentes promoviendo el ejercicio activo de sus DDSSRR en el departamento de La Libertad”, financiado por la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AEXCID, se han construido en zonas rurales de los municipios de San Pablo Tacachico y San Juan Opico dos consultorios para la atención integral a adolescentes. Este proyecto se realiza de forma conjunta con la Asociación de Promotores Comunales Salvadoreños (APROCSAL).

En estos espacios diferenciados, que aseguran la privacidad y la confidencialidad, se brindarán servicios de salud para atender las demandas en materia de sexualidad de adolescentes y jóvenes de forma respetuosa y personalizada, y reconociéndoles como sujetos de derechos, a fin lograr un efecto positivo para la reducción de las tasas de embarazo adolescente. Asimismo,  se busca mejorar el acceso oportuno a los servicios y que estos respondan a las necesidades de los adolescentes, “facilitando información adecuada sobre salud sexual y reproductiva, con énfasis en la prevención del embarazo adolescente y la prevención de la violencia contra las mujeres”, concluye Esther Domínguez.

Comentar

Tu dirección no será publicada. Campos requeridos marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.