Germán Velásquez, presidente de la Cátedra de Farmamundi: “La OMS debe reforzar su papel de servicio de la salud mundial”

Germán Velásquez, presidente de la Cátedra de Farmamundi: “La OMS debe reforzar su papel de servicio de la salud mundial”

En los esfuerzos por el acceso universal a la salud y el acceso a los medicamentos en particular, el grupo de países en desarrollo (la gran mayoría de los países miembros de esta agencia) tienen muchos puntos en que pueden encontrar la unidad en medio de la diversidad que caracteriza a los países del sur. Buscar lo que los une para reforzar la capacidad de lucha en un mundo donde los problemas sanitarios no tienen fronteras pero donde las soluciones sanitarias, como el acceso a los medicamentos, sí tiene barreras con frecuencia infranqueables para los países en desarrollo”, explica Germán Velásquez, consejero especial para salud y desarrollo del Centro Sur, Ginebra, y presidente de la Cátedra de Farmamundi en la Universidad Complutense de Madrid, que ha estado presente en la Asamblea Mundial de la Salud celebrada este mes de mayo.

En los debates en torno al acceso a los medicamentos y otros temas sensibles como la nutrición, la asamblea mundial no ha dado lugar a grandes confrontaciones, con la excepción de la delegación de los Estados Unidos, que se opone de manera sistemática a tratar el importante tema de la propiedad intelectual y las patentes de los productos farmacéuticos en estas reuniones, aspecto fundamental que Farmamundi abordará en el Curso de verano de la UCM que se celebra en Madrid entre el 16 y el 18 de julio con la presencia de Germán Velásquez.

Investigación de medicamentos y la resistencia a los antibióticos

Velásquez opina que la unidad de los países en desarrollo, que ha posibilitado el nombramiento del nuevo director deneral, el Dr. Tedros de Etiopia, debe mantenerse y fortalecerse para asegurar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ponga en la agenda de trabajo temas críticos y fundamentales, como la búsqueda de un nuevo modelo para la investigación y desarrollo de medicamentos, una solución efectiva al problema de resistencia a los antibióticos, o la promoción de marcos regulatorios y de la propiedad intelectual que aseguren el acceso para todas las personas de los medicamentos, incluyendo los biológicos genéricos.

Durante toda la Asamblea se ha hablado de la salud como un derecho humano fundamental. El acceso a los servicios de salud y a los medicamentos esenciales son obligaciones de los Estados. Solo a través de la solidaridad y la equidad a través de la financiación pública permitirá alcanzar la cobertura sanitaria universal.

El 84% del presupuesto de la OMS está actualmente en manos de un grupo de donantes voluntarios constituido por un pequeño número de países industrializados y fundaciones filantrópicas de esos países como la Fundación Bill y Melinda Gates. Este es uno de los problemas más graves que enfrenta la OMS: cómo superar la pérdida progresiva del control por parte de los Estados miembros del presupuesto regular, público y obligatorio. En menos de 20 años, el presupuesto ha pasado de ser financiado en más del 50% con fondos públicos (constituidos por las contribuciones regulares), hasta el actual 16%. Esta situación compromete gravemente la independencia y dirección de las actividades de la Organización en su objetivo de los “tres mil millones” aprobados en el nuevo plan estratégico quinquenal de la OMS”, concluye el Dr. Velásquez.

Este y otros temas sobre acceso a medicamentos se abordarán en el Curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) que promueve Farmamundi con el título “Acceso a medicamentos: inequidad global en el cumplimiento del derecho a la salud”. La formación tendrá lugar entre el 16 y el 18 de julio en el Paraninfo San Bernardo de Madrid, cuenta con 1 crédito ECTS y todavía es posible inscribirse.

Comentar

Tu dirección no será publicada. Campos requeridos marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.