Lanzamos en abierto el documental “Temps d’Écoute” en la semana más reivindicativa de las mujeres

Dos años después de su estreno, Farmamundi celebra el mes de la mujer publicando en YouTube el documental “Temps d’Écoute en acceso libre. El audiovisual, que refleja la lucha de las mujeres congoleñas por el derecho a la salud en la República Democrática del Congo, ha sido visto por más de 5.000 personas en las 106 proyecciones realizadas por toda España.

Temps d’Écoute” (o “Tiempo de escucha” en castellano) ha obtenido el premio Artículo 31 al Mejor Cortometraje Documental en la V edición de Artículo 31 Film Fest 2017 de Médicos del Mundo y el 2º premio en el Festival de Mujeres en Foco de Argentina 2016. Asimismo, fue seleccionado a concurso y proyectado en el Festival de Cine Invisible de Bilbao, Film Sozialak 2016, en el Festival de Cine de Málaga 2017, dentro de la sección “Derechos de las mujeres”, en el Festival Instidoc 2017 en Maputo (Mozambique) y en el Berlin Feminist Film Week.

Ya disponible en el canal de Farmamundi en YouTube, el audiovisual muestra la lucha de las mujeres congoleñas por el derecho a la salud en la República Democrática del Congo. Se trata de una producción liderada por la ONG y dirigida por Pol Penas (Mamma Team) que cuenta con el apoyo financiero de la Agència Catalana de Cooperació al Desenvolupament y Laboratorios Cinfa.

El protagonismo de las mujeres en “Temps d’Écoute”

Durante 35 minutos se ofrecen diferentes testimonios de mujeres que han sufrido violencia sexual o que son seropositivas. “Vivía en el pueblo de Muhangi. Iba al campo con mi marido cuando aparecieron los bandidos. Mataron a mi marido. Eran muchos, no logro recordar cuantos. Después se tiraron encima de mí y me violaron, todos, muchos. Me quedé inconsciente. Los agresores me pasaron enfermedades, muchas. A raíz de las violaciones soy seropositiva”. Con estas palabras de experiencias personales, “Temps d’Écoute” invita a reflexionar sobre los efectos que tienen los roles sociales de género en la salud de las personas, y en el acceso a los servicios sanitarios y a los medicamentos.

Pese a la crudeza de algunas de las historias de las protagonistas, el filme presenta la cuestión del género, sin victimismo, como un condicionante de acceso a la salud y mostrando una sociedad congoleña organizada, activista y líder en la lucha por la defensa de sus derechos. El hilo conductor es la experiencia de más de 15 años de la asociación de mujeres congoleñas Femmes Engagées pour la Promotion de la Santé Intégrale (FEPSI) dedicada a la atención médica-psicológica-jurídica-socioeconómica de víctimas de violencia sexual, personas seropositivas y desplazadas de guerra.

Rodaje en el Este de RDC

El documental, rodado durante los meses de junio y julio de 2015, hace un recorrido por Kivu Norte, centrándose en la ciudad de Butembo y los pueblos de Musienene, Nduko y Vutanda y aporta la perspectiva de activistas, personas afectadas, autoridades locales, personas académicas expertas en género y periodistas de la región, para contribuir al debate internacional sobre el condicionamiento social del género en el ámbito de la salud de las poblaciones. Y como apunta la secretaria ejecutiva de FEPSI, Marie Dolorose Kafanya, “hasta que no terminen todas las injusticias que afectan al pueblo congoleño, no podemos dejar de luchar ni de soñar. Nada ocurre si no lo sueñas antes”.

Comentar

Tu dirección no será publicada. Campos requeridos marcados con *