Distribuimos medicamentos, mosquiteras y kits de higiene a familias congoleñas refugiadas en Uganda junto con la Generalitat Valenciana

Distribuimos medicamentos, mosquiteras y kits de higiene a familias congoleñas refugiadas en Uganda junto con la Generalitat Valenciana

Más de 9.000 personas, la mayoría mujeres y menores de cinco años que sobreviven en el campo de refugiados de Kyaka II, en el Distrito de Kiegegwa, al Oeste de Uganda, se han beneficiado de esta intervención que lidera Farmamundi gracias al convenio de emergencias que mantiene con la Generalitat Valenciana (GVA). Junto a la ONG local EMESCO, se han suministrado medicamentos esenciales, mosquiteras y artículos de higiene domiciliar y personal adaptados, sobre todo, a las necesidades de género.

Las necesidades específicas de mujeres y niñas en situaciones de emergencia tienden a quedar invisibilizadas y, por lo tanto, desatendidas. Más de 800 millones de mujeres de entre 15 y 49 años menstrúan cada día y se estima que, a nivel global, 1.250 millones de mujeres no tienen acceso a unas condiciones higiénicas adecuadas durante su periodo menstrual”, afirma la responsable de Acción Humanitaria y Emergencias de Farmamundi, Tania Montesinos, que explica que a esta desatención se suma la precariedad de las instalaciones sanitarias y de acceso al agua en el campo, que provoca infecciones de tracto urinario y otras enfermedades. En total, se han suministrado 500 kits de higiene y salud menstrual que incluye jabón y paños sanitarios.

La intervención, que lideran Farmamundi y la ONG Foundation for Development (EMESCO), también contemplaba la distribución de 2.000 mosquiteras impregnadas de insecticida, cuyo uso, según el Programa Mundial de Malaria de la Organización Mundial de la Salud, podría prevenir más del 60% de los casos de paludismo. “También se han suministrado medicamentos para el tratamiento de las enfermedades de mayor prevalencia en la zona (además de la malaria, infecciones de tracto respiratorio y afecciones diarreicas) y específicos para la atención a la salud sexual y reproductiva y la salud materno-infantil, de forma coordinada con la Oficina de Salud del Distrito de Kiegegwa”, explica Montesinos.

Huir del conflicto armado en Nord Kivu

El foco se ha puesto en la atención a la población refugiada procedente de la República Democrática del Congo que huye del conflicto armado en la provincia de Nord Kivu. “En la actualidad, la escala de personas que huyen de la violencia en la RDC supera a Siria, Yemen e Irak. La persistencia de los conflictos existentes, los nuevos enfrentamientos y el retraso en la celebración de elecciones son los tres agravantes de esta catástrofe humanitaria” continúa Montesinos.

El Este de la República Democrática del Congo vive sumido en un contexto de crisis compleja y de larga duración que se prolonga durante ya casi treinta años. En los últimos 12 años en los que Farmamundi ha tenido presencia permanente en la región, los territorios de Beni y Lubero, en la provincia de Kivu Norte, han sufrido importantes repuntes de violencia y nuevos brotes de actividad armada con graves consecuencias para la población civil a consecuencia del acusado deterioro de la situación humanitaria de la población afectada por la violencia armada, los ataques, saqueos, la violencia sexual, secuestros y otros abusos y vulneraciones de Derechos Humanos.

Durante el primer semestre del año 2017 una media diaria de 5.500 personas se vio obligada a abandonar sus hogares en busca de refugio, superando los 1,7 millones de personas en la actualidad, según el último informe del Centro de Monitoreo de Desplazamiento Interno del Consejo Noruego para los Refugiados (CNR), mandatado por ACNUR para tal tarea. “Mientras el mundo centra su atención en prevenir las migraciones irregulares y la protección a la población refugiada que escapa de sus países, los desplazamientos internos persisten en un porcentaje alarmante y de una manera cronificada, por lo que es prioritaria la asistencia humanitaria a las familias que sobreviven en campos como el de Kiaka II y el apoyo de instituciones como la Generalitat Valenciana”, concluye Montesinos.

Compromiso GVA: seis intervenciones que benefician a 55.900 personas

Gracias al convenio de emergencias que Farmamundi mantiene con la GVA, entre 2017 y 2018 se han realizado seis proyectos que han beneficiado a más de 55.900 personas en El Salvador, Palestina, Malí, Kenia y dos en Uganda, uno de ellos en el Distrito de Adjumani.

En concreto, se ha promovido la atención sanitaria y suministro de medicamentos a la población afectada por el virus Influenza A H3N2 en cuatro municipios de Morazán, en El Salvador. En Gaza, y tras el deterioro de la situación humanitaria tras 50 años de la ocupación israelí y diez años de bloqueo se distribuyeron paquetes nutricionales y leche infantil a 3.500 personas en la ciudad de Khan Younis.

En Malí, y junto al Centro de Salud del Distrito de Sagabary, se ha llevado a cabo la atención sanitaria de 1.200 personas ante el aumento de la inseguridad alimentaria en toda la Franja del Sahel y la incidencia de la malnutrición severa en menores de cinco años y mujeres en edad fértil. Por último, está finalizando una intervención de atención a la población refugiada urbana en Nairobi, Kenia, afectada por la crisis del gobierno keniata tras las elecciones presidenciales en 2017, con atención sanitaria a 2.500 personas a través de brigadas médicas y la distribución de paquetes nutricionales y kits de higiene básica y potabilización.

Comentar

Tu dirección no será publicada. Campos requeridos marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.