Brote de ébola | El equipo Farmamundi desde Kivu Norte, RD Congo

Brote de ébola | El equipo Farmamundi desde Kivu Norte, RD Congo

Si hace unas semanas hablábamos con Ana María Pérez, cooperante de Farmamundi en República Democrática del Congo (RDC), sobre el incipiente brote de ébola en Kivu Norte, hoy nos cuenta qué medidas se adoptan para respetar todas las recomendaciones dadas por las administraciones. Ahora mismo ya se han confirmado cien fallecimientos relacionados con el brote, una cifra que crece cada día, ante la atenta mirada de toda la ciudadanía del noreste de RDC.

Desde Butembo, nuestra compañera nos describe la situación para conocer de primera mano cuál es el día a día en la oficina de Farmamundi en Mutembo.

Ana María Pérez, cooperante de Farmamundi, nos aporta la experiencia directa con el actual brote de ébola en Congo

¿Cuál es la situación actual ante el brote de ébola?

A fecha de hoy se han señalado más de 100 casos de fiebre hemorrágica, de los que 85 ya han sido confirmados como casos de ébola. 47 de estos casos confirmados han fallecido. Los casos han ido aumentando casi a diario desde que el 1 de agosto se declarara la epidemia. Pero lo más importante y positivo es que también ha habido unas 20 personas curadas.

¿Qué nuevas medidas habéis tomado en la sede de Farmamundi?

Hemos instalado un puesto de desinfección para que todas las personas que entren y salgan puedan lavarse las manos con agua clorada y jabón. Esto se ha hecho siguiendo las recomendaciones para la prevención de ébola de la Organización Mundial de la Salud y del Ministerio de Salud congolés.

¿Los proyectos continúan su desarrollo con normalidad?

Todos los proyectos en curso siguen con normalidad aunque estamos intentando adaptarlos, en la medida de lo posible, a la nueva realidad de la zona. Por ejemplo, hemos aprovechado para imprimir materiales de sensibilización sobre medidas de prevención del ébola con uno de los proyectos. También se está hablando de este tema en algunas de las emisiones radiofónicas educativas que hacemos.

Con el paso de los días, ¿hay más inquietud en la gente o ha habido algún cambio llamativo en su rutina diaria? ¿A través de qué medios se informa la ciudadanía sobre la evolución del brote?

El medio de comunicación más utilizado en esta zona es la radio y en los informativos que se hacen se está informando de la situación. A pesar de esto, la inquietud de la gente ha ido creciendo conforme los casos aumentan. La población sospecha que las autoridades no están compartiendo las cifras oficiales para evitar el pánico y por eso circulan muchos rumores por las redes sociales. Los tres centros de tratamiento de ebola (CTE) que se han instalado tenían mala reputación conforme el número de fallecidos crecía. Gracias a que ha habido cierto número de personas curadas, la gente ha vuelto a confiar en los tratamientos de los CTE. Las instituciones encargadas de la epidemia, la OMS y el Ministerio de Salud congolés también están haciendo esfuerzos por informar debidamente a las autoridades locales, formales y tradicionales, para aclarar rumores y bulos y que su labor sea mejor aceptada por la población.

El cambio más llamativo en la rutina diaria de las personas es el esfuerzo por evitar el contacto al saludarse. Tradicionalmente aquí se saluda dando la mano o tres besos en las mejillas si es una persona cercana. Desde el inicio de la epidemia se ha aconsejado evitar el contacto humano y la población lo intenta, aunque es difícil cambiar una costumbre tan arraigada como la forma de saludarse. Algunas personas intentan cambiar el apretón de manos por un choque de puños o de codos.

 

Farmamundi ha incorporado una estación de lavado de manos previa a la entrada en la sede de Congo

Testimonio de Scott, asistente de proyectos de Farmamundi en RD del Congo

“La gente está muy preocupada y constantemente se habla del tema. Cuando alguien te toca para saludarte, automáticamente la gente habla del peligro del ébola. La población considera que las medidas puestas en marcha por las autoridades no son del todo eficaces porque hay casos sospechosos que se contaminan estando en cuarentena. Además, como el día 3 de septiembre es la vuelta al cole, la gente está muy preocupada por si esto va a suponer más contaminaciones. Las recomendaciones de las autoridades siguen siendo las mismas: lavarse las manos con agua clorada, no tocarse, etc. La gente lo está haciendo pero siguen apareciendo nuevos casos”.

 

Comentar

Tu dirección no será publicada. Campos requeridos marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.